Algunas razones para no votar los ciudadanos de a pie en Colombia el 30/10/2011

El pueblo tiene, solamente obligaciones y el que lo dejen en la actualidad votar por los partidos de la unidad nacional es un seudoderecho que por sí solo no implica que estemos en una democracia real, por el contrario lo que hacemos al votar legitima la manguala partidista para que alardee el jefe de ésta a través del mediatismo tarifado diciendo que lo apoya un alto porcentaje del país nacional y  de contera pedir que se le aprueba una reelección, sin mérito alguno que lo autorice a ello, amén de poder seguir con sus agresivas leyes que menoscaban:

La salud real,  eficiente, si se alivia la gente no le queda nada para conseguir en esta nación a las transnacionales farmacéuticas, y a los combos de médicos extranjeros, que vienen a reemplazar a los de Colombia.

La educación, un pueblo educado con calidad, es una amenaza para los que detentan el poder.

La consecución de la paz real negociada del conflicto armado, si hay Paz se daña el negocio  de la guerra de los sectores nacionales e internacionales interesados en los réditos que les deja ésta.

La agricultura, el país desde antaño está destinado al monocultivo en un comienzo la quina, luego caucho, posteriormente cacao, hasta hace poco café y ahora piensan diversificar con cultivos que produzcan biodiesel, la anterior manía conservadora no ha permitido que nos convirtamos en una gran despensa  agroindustrial, nos metieron a la brava la especialización del monocultivo, para que en el exterior le apliquen otros los valores agregados, en detrimento de la generación de empleo rural nacional, a este paso para no hacer nunca una reforma agraria real en beneficio de la gente del campo.

La industria, aquí no entró nunca la revolución industrial, lo único que hicieron fue un amago de la misma con máquinas importadas de tecnología desueta,  con la violencia desplazaron a los campesinos del campo para que trabajaran en oficios varios que no exigían la más mínima preparación de la clase obrera y a la vez aprovechar el exceso de desplazados para pagarles salarios de hambre basados en la nefasta regla de la oferta y la demanda de la economía burguesa.

La Minería se la dejamos como el tesoro exclusivo de los neocolonialistas, etc. Todo lo anterior en beneficio del arbitrario, nefasto, etc., TLC.

Me parece horroroso que una ciudad como Manizales, en la situación de parálisis económica, política y social que tiene por ausencia del servicio público  de agua; salga a votar por una clase seudopolítica, degenerada, etc., que desconoce el bien común, que siempre buscan al pueblo solamente cuando los van a colocar a través del voto como representantes del pueblo y después mamola nada de nada, tengamos vergüenza e indignemos activamente:

¡¡¡NO VOTANDO!!! 

“NO VIOLENCIA NO COLABORACION”

Mahatma Gandhi.

Anuncios