Se confirman denuncias del Senador Robledo sobre créditos a floricultores

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, diciembre 9 de 2011

——————————————————————————————–

Las exigencias para que la Nación pague las deudas no pagadas por particulares ya llegan a $109 mil millones. Fiscalía investiga a 22 personas. Las normas acrecentaron el riesgo del no pago. Las pérdidas pueden aumentar bastante, porque las deudas aseguradas llegan a $438 mil millones.

La decisión de la Fiscalía de investigar al expresidente del Banco Agrario, a dos de sus exvicepresidentes, al expresidente de Finagro y a otras 19 personas por presuntas irregularidades en el otorgamiento de créditos a floricultores confirma la gravedad de las denuncias hechas en el debate que hace un año realizaron el senador Jorge Enrique Robledo y la senadora Daira Galvis.

En 2008, el Ministerio de Agricultura y Finagro crearon un crédito especial para floricultores y otros exportadores, con la particularidad de que si los deudores no pagaban la Nación debía hacerlo a través del Fondo Agropecuario de Garantías (FAG). En el debate de control político, el senador Robledo explicó que la posibilidad de que los floricultores no pagaran los créditos era muy alta, porque el negocio iba mal, porque el Fondo de Garantías tenía el deber de responder por la deudas y porque las condiciones de los créditos se diseñaron para relajar las garantías que debían otorgarse, lo que aumentaba el llamado “riesgo moral”, que en casos como estos hace que para los endeudados pueda ser mejor negocio no pagar. 

En noviembre de 2010, mes en que se realizó el debate, las reclamaciones de los bancos al Fondo de Garantías por los créditos no pagados por los deudores ascendían a 49 mil millones de pesos. Robledo advirtió que esta cifra aumentaría en grandes proporciones, como lo ha venido haciendo: según el Ministerio de Agricultura, para agosto pasado, el monto de las reclamaciones llegó a 111 mil millones de pesos, con un crecimiento del 126%. De ese total, 109 mil millones corresponden a créditos no pagados por floricultores, casi todo ellos grandes productores. 

El congresista del Polo explicó que las pérdidas de recursos públicos por estos créditos “pueden seguir creciendo, porque los préstamos garantizados por la Nación superan los 400 mil millones de pesos y porque hay muchos vencimientos que apenas empiezan”.

Anuncios