El Polo siempre se ha opuesto a concentración de regalías en manos del gobierno nacional. Senador Robledo, video: 6:12 http://bit.ly/t9zg91

Proyecto de asociación público-privada va a encargar de viabilizar macroproyectos a monopolios y trasnacionales (4:57) http://bit.ly/vHZ8ah

——————————————————————————————– 

Rebelión de 875 alcaldes electos contra ley de regalías

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, diciembre 15 de 2011

——————————————————————————————– 

Marcha de alcaldes pide hundimiento del proyecto. La ley es discriminatoria y antidemocrática, dicen. 

Ochocientos setenta y cinco alcaldes electos venidos de distintos departamentos suscribieron hoy una carta en la que le piden al Congreso “archivar el proyecto de ley que reglamenta el Sistema Nacional de Regalías”, pues “está demostrado que el proyecto despoja a los municipios de Colombia de sus derechos”. 

Por lo menos quinientos de ellos se tomaron hoy la Carrera Séptima de Bogotá y desfilaron hasta la Plaza de Bolívar, donde elevaron su voz contra el proyecto oficial argumentando que el gobierno central les quitó al mismo tiempo el manejo y los recursos con que atendían a las necesidades locales. Los hechos prueban, afirmaron, que el dinero no llegará a los municipios pobres, porque se va a concentrar en los macroproyectos que son de responsabilidad del gobierno nacional.

——————————————————————————————– 

Ley de regalías concentra más poder en el Presidente

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, diciembre 14 de 2011

——————————————————————————————– 

No es democrático quitarles a los municipios sus recursos para financiar los macroproyectos. Se concentra más poder en el ejecutivo. Dos grandes micos. No se resuelve el problema de la fiscalización. 

Como un proyecto totalmente antidemocrático calificó el senador Jorge Enrique Robledo la propuesta con la que el gobierno pretende reglamentar la distribución de los recursos de las regalías. 

El congresista afirmó que la propuesta es un duro golpe contra los municipios y departamentos productores. Explicó que se despoja a las entidades territoriales de enormes recursos para entregárselos al gobierno nacional porque las regalías, que antes servían para financiar los proyectos de los municipios y departamentos productores y no productores, ahora se usarán para financiar los megaproyectos del gobierno nacional. “El Polo no se opone a que existan proyectos nacionales, pero éstos deben ser financiados con los recursos del gobierno nacional y no con los de las entidades territoriales más pobres de Colombia”. Y agregó que esta medida contradice las más elementales concepciones democráticas. 

Además, se privatizan todas las funciones relacionadas con la inversión de las regalías, pues las empresas privadas, incluidas las multinacionales, podrán fiscalizar, formular proyectos y ejecutar las inversiones. 

Robledo también señaló que el proyecto le entrega al gobierno del presidente Santos todo el poder para definir en qué se deben invertir los recursos. De acuerdo con la propuesta, el trámite para la aprobación del gasto de las regalías será controlado en su totalidad por Planeación Nacional y por el Ministerio de Hacienda, situación que profundiza la enorme concentración de poder que se le está dando a Juan Manuel Santos con medidas como la reforma a la justicia y la creación del Departamento para la Prosperidad Social. “Entre más antidemocráticas sean las políticas económicas, menos democracia política”, señaló el congresista. 

En su intervención, el senador Robledo también denunció que el proyecto tiene dos grandes micos. La propuesta reduce en un 40% lo que las petroleras le deben pagar a la Nación por la explotación de una clase de hidrocarburos y modifica el precio base de liquidación de las regalías. Estas normas son inconstitucionales porque la Constitución obliga al Congreso a expedir dos leyes, una que regule la distribución de las regalías y otra que defina las condiciones de explotación de los recursos naturales no renovables. 

Finalmente, el congresista afirmó que el proyecto no resuelve el problema de la pésima fiscalización de las regalías. Primero, porque no contempla medidas con las que el Estado pueda controlar a las mineras y petroleras, a las cuales el Estado les cree por fe. Y, segundo, porque el gobierno no permitió que la Contraloría jugará un papel fundamental en el control del gasto de los recursos. 

Intervención del senador Robledo: http://bit.ly/s2APvE

Anuncios