Que se devuelva a Comisión Quinta proyecto de reglamentación de regalías. 827 alcaldes piden archivo. (6:56) http://bit.ly/w3DIg8

——————————————————————————————– 

“Integrar las empresas de Bogotá no reduciría las tarifas”: Aurelio Suárez

El Espectador, Bogotá, diciembre 17 de 2011

——————————————————————————————– 

Frente al panorama de contradicciones y señalamientos en la idea de integrar las empresas de servicios públicos que plantea Gustavo Petro, el excandidato a la Alcaldía señala factores críticos y posibilidades en el tema. 

Durante las últimas dos semanas, Gustavo Petro estuvo en el centro del debate por su idea de integrar las empresas de servicios públicos de Bogotá. En medio de esta discusión hubo opiniones de distintos sectores e incluso desde el propio Gobierno. Pese a la nube de pronunciamientos, muchos aspectos acerca del funcionamiento de las actuales empresas quedaron en un ambiente de incertidumbre. El Espectador buscó a Aurelio Suárez, uno de los ex candidatos a la Alcaldía que se destacó en la campaña por sus conocimientos técnicos sobre la ciudad y por ser un férreo intelectual de la izquierda democrática, para conocer sus opiniones sobre el tema. 

¿Unir a las empresas de servicios públicos mediante un ‘holding’ reduciría las tarifas? 

Una fusión alrededor de un monopolio natural con capital público es una solución mucho más aceptable para los usuarios. Pero tengo mis dudas frente a la reducción de las tarifas. Para lograrlo, las empresas deben ser eficientes en gestión, tecnología, acceso y cobertura. 

¿Qué dificultades observa en esta integración? 

Los estatutos de las empresas, las leyes que las rigen y las asambleas de accionistas son sólo algunas de las principales. Por esto las Empresas Públicas de Medellín no fusionaron las telecomunicaciones y UNE está dividida. 

Respecto a la ETB, ¿Cuáles serán los obstáculos de la fusión? 

Todo el mundo está contando con la ETB, pero ésta no es una empresa de servicios públicos porque la Ley TIC no contempla a las entidades dedicadas a las telecomunicaciones como prestadores de servicios públicos. Así ya no se podrían incluir en la propuesta de Petro. 

En medio del debate se ha dicho que la Empresa de Acueducto es deficitaria. ¿Eso es cierto? 

No. Una de las justificaciones para hacer la fusión de las empresas es que el Acueducto necesita dinero de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) y de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB). Pero la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) lleva años generando miles de millones de pesos de utilidades. 

¿El régimen laboral del Acueducto es el más costoso de Colombia? 

Es una mentira que la nómina del Acueducto sea muy costosa. Los ingresos del Acueducto están alrededor de los $1,23 billones y la nómina, incluyendo la pensión, cuesta $113.000 millones. Es decir que no ocupa ni el 10% de los ingresos de la empresa. 

¿Cuáles son los elementos que han fallado en el funcionamiento de la EAAB? 

El contrato de la Planta de Tratamiento de Tibitoc con concesionarios privados como el grupo Fanalca, ha aumentado los costos de la empresa. En la vigencia de ese contrato le hemos pagado al operador 304 millones de metros cúbicos de agua que no nos hemos consumido, porque el documento estipula el pago una cantidad fija de agua así no la hayamos consumido. Además este volumen de agua se ha pagado al precio más alto. La concesión le vende el agua al Acueducto a una tarifa que ha subido un 60% por encima de la inflación de los últimos 11 años. Así que para rebajar tarifas habría que renegociar ese contrato. Eso es más efectivo que esta propuesta incierta de la fusión. 

¿Quién fue el responsable de ese contrato? 

Lo firmó Paul Bromberg en su segunda Alcaldía. Hoy, casualmente, él es asesor de Petro. Espero que no repita esta hazaña con otra planta de agua. Ese contrato continuó en la segunda Alcaldía de Mockus y fue renovado en la administración de Luis Eduardo Garzón. Además se entregó la operación de 5 zonas del Acueducto para la gestión comercial y el mantenimiento de redes a operadores privados. El grupo Fanalca, que tiene a su cargo la Planta de Tibitoc, también hace la gestión privada de 2 zonas del Acueducto. El pago a estos operadores corresponde a un porcentaje cada vez más alto en las utilidades. Ellos producen el agua, la comercializan y el Acueducto sólo los mira. Eso sí es algo muy grave. 

En el caso de la energía en Bogotá, ¿Por qué es tan costoso este servicio en la capital? 

Porque tenemos un pésimo estado de las redes de energía. Éstas son manejadas por Codensa, que pertenece a la multinacional Endesa, y no ha hecho renovaciones ni mantenimiento eficientes en las redes ni en los equipos. Nosotros trasmitimos la energía industrial a un voltaje de 11,4 KW, mientras que en el mundo a las industrias se les transmite a 34,5 KW. Mayor voltaje implica pérdidas menores, reducción en las facturas y mejor calidad. En Bogotá la factura promedio residencial subió 48% entre 2004 y 2010 y la factura promedio industrial subió 75%. 

¿Cuál es la opción más indicada para el manejo de los servicios públicos domiciliarios en la capital? 

Por supuesto lo público ha resultado siempre más benéfico que lo privado en este sentido. Por ejemplo, París acaba de revertir la privatización del agua, Argentina también lo hizo, en Estados Unidos el líquido es gratis en muchas ciudades o tiene un costo figurativo. Lo importante es tener claro por dónde empezar esa desprivatización. El diablo está en los detalles por eso hay que aclararlos. Si algo combatió el marxismo fue el socialismo utópico. Cada cual tiene su forma de hacer las cosas. Yo trabajaría las fallas que he mencionado en cada una de esas empresas se servicios públicos.

Anuncios