Archive for 14/01/12

ARGENPRESS.info – Suplemento Cultural # 173


A R G E N P R E S S . i n f o
Suplemento Cultural
 
El mechón de cabello
Por: Giovanni Boccaccio
http://cultural.argenpress.info/2012/01/el-mechon-de-cabello.html
 
Kafka, el niño que le temió al poder
Por: Edgar Borges (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/kafka-el-nino-que-le-temio-al-poder.html
 
Cultura Express
Por: Chara Lattuf (Desde Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/cultura-express.html
 
El dragón gana espacio en la sociedad china
Por: PL
http://cultural.argenpress.info/2012/01/el-dragon-gana-espacio-en-la-sociedad.html
 
El charquito
Por: Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial
para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/el-charquito.html
 
Hans Magnus Enzensberger: El gentil monstruo de Bruselas o Europa bajo
tutela
Por: Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS
CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/hans-magnus-enzensberger-el-gentil.html
 
Música: El oboe
Por: ARGENPRESS CULTURAL
http://cultural.argenpress.info/2012/01/musica-el-oboe.html
 
Acerca del libro "Kirchnerismo para armar": tibios y conformistas
jóvenes
Por: Demian Paredes (La Verdad Obrera-PTS. Colaboración para
ARGENPRESS CULTURAL. Desde Buenos Aires, Argentina)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/acerca-del-libro-kirchnerismo-para.html
 
Mario Bunge: “Las religiones atraerán a la gente mientras haya
miseria”
Por: Gabriel Arnaiz (FILOSOFÍA HOY)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/mario-bunge-las-religiones-atraeran-la.html
 
Milagro en Milán...esas...
Por: Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos
Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/milagro-en-milanesas.html
 
La experiencia del presente en el budismo
Por: Jorge Vergara Estévez (desde Chile. Especial para ARGENPRESS
CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/01/la-experiencia-del-presente-en-el.html
 
Los crímenes de la calle Morgue
Por: Edgar Allan Poe
http://cultural.argenpress.info/2012/01/los-crimenes-de-la-calle-morgue.html
 
Libro virtual: "Crepúsculo de los Dioses en la Revolución China -
Libro Primero: En la Oscuridad nace la Luz"
Por: ARGENPRESS
http://www.argenpress.info/p/argenpress-libros-crepusculo-de-los.html
 
Libro virtual: "Al-Kaeda y el volcán del Oriente Medio - Geopolítica y
Geoestrategia en la cuna de la civilización occidental"
Por: ARGENPRESS
http://www.argenpress.info/p/argenpress-libros-al-kaeda-y-el-volcan.html
 
Libro virtual: "El narcotráfico: Un arma del imperio"
Por: ARGENPRESS
http://www.argenpress.info/2010/09/libros-virtuales.html
 
http://cultural.argenpress.info
cultural@argenpress.info

ARGENPRESS.info – Resumen de noticias del 13/01/2012


ARGENPRESS.info – Resumen de noticias del 13/01/2012

A R G E N P R E S S . i n f o
Prensa argentina para todo el mundo
 
Desechos radioactivos flotantes y nuevos oleoductos, inminentes
desastres ecológicos
Por: Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/desechos-radioactivos-flotantes-y.html
 
Los “desaparecidos” del imperio
Por: Atilio Boron
http://www.argenpress.info/2012/01/los-desaparecidos-del-imperio.html
 
Liberalización económica y empleo
Por: Julio Gambina - Germán Pinazo - Víctor Mendibil (especial para
ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/liberalizacion-economica-y-empleo.html
 
¿Cual paz en Colombia?
Por: Sergio Camargo (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/cual-paz-en-colombia.html
 
El Terrorismo de Estado en Honduras intentó asesinar a un sacerdote
del Pueblo
Por: Dick Emanuelsson - Mirian Huezo Emanuelsson (especial para
ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/el-terrorismo-de-estado-en-honduras.html
 
Entrevista a la filósofa argentina Isabel Rauber: “El cambio
civilizatorio que requiere la humanidad no es solamente económico sino
también cultural”
Por: Fernando Arellano Ortiz (CRONICON, especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/entrevista-la-filosofa-argentina-isabel.html
 
Argentina, 2012: entre el ajuste y el riesgo meteorológico
Por: Eduardo Lucita (LA ARENA)
http://www.argenpress.info/2012/01/argentina-2012-entre-el-ajuste-y-el.html
 
Argentina. Criminalización de la protesta: “Con la Ley Antiterrorista,
el Gobierno legalizó la represión”
Por: Gonzalo Dal Bianco (PUNTAL - ACTA)
http://www.argenpress.info/2012/01/argentina-criminalizacion-de-la.html
 
Hogar, cruel hogar
Por: Alfredo Grande (APE)
http://www.argenpress.info/2012/01/hogar-cruel-hogar.html
 
Buenos Aires: “Contra el ‘tarifazo’ estamos todos menos Macri”
Por: Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/buenos-aires-contra-el-tarifazo-estamos.html
 
Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires: La justicia unificó los
amparos con medida cautelar contra el aumento del subte
Por: Valeria Garay (ACTA)
http://www.argenpress.info/2012/01/argentina-ciudad-autonoma-de-buenos.html
 
Argentina, Provincia de Buenos Aires: Asesinan a militante social del
Frente de Organizaciones en Lucha
Por: ACTA
http://www.argenpress.info/2012/01/argentina-provincia-de-buenos-aires.html
 
Argentina, La Rioja: Jornada nacional solidaria en apoyo al pueblo de
Famatina
Por: PRENSA RED
http://www.argenpress.info/2012/01/argentina-la-rioja-jornada-nacional.html
 
Parlamento boliviano priorizará 70 proyectos de ley de Cumbre Social
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/parlamento-boliviano-priorizara-70.html
 
Proyecto de ley antitomas en agenda legislativa de Chile
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/proyecto-de-ley-antitomas-en-agenda.html
 
Crisis carcelaria inaugura el año en Costa Rica
Por: Isabel Soto Mayedo (PL)
http://www.argenpress.info/2012/01/crisis-carcelaria-inaugura-el-ano-en.html
 
Guatemala: Organizaciones indígenas y campesinas no darán tregua al
nuevo gobierno
Por: Héctor Samayoa (CERIGUA)
http://www.argenpress.info/2012/01/guatemala-organizaciones-indigenas-y.html
 
El Salvador: Corte Suprema recibe solicitud de extradición para trece
militares
Por: David Ernesto Pérez (COLATINO)
http://www.argenpress.info/2012/01/el-salvador-corte-suprema-recibe.html
 
Desclasificarán informes de la Comisión de la Verdad en El Salvador
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/desclasificaran-informes-de-la-comision.html
 
Los niños del crimen organizado mexicano
Por: Jacinto Granda (PL)
http://www.argenpress.info/2012/01/los-ninos-del-crimen-organizado.html
 
Obama solicitó al Congreso autoridad para reducir gobierno federal
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/obama-solicito-al-congreso-autoridad.html
 
Justicia española reactiva causa sobre torturas en Guantánamo
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/justicia-espanola-reactiva-causa-sobre.html
 
Recortes en hospitales griegos se cobran una víctima mortal
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/recortes-en-hospitales-griegos-se.html
 
Advierten que un ataque militar contra Irán sería un desastre
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/advierten-que-un-ataque-militar-contra.html
 
Putin encabeza preferencias electorales en Rusia
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/putin-encabeza-preferencias-electorales.html
 
Bolivia aumentó reservas de gas en un trillón de pies cúbicos
Por: PL
http://www.argenpress.info/2012/01/bolivia-aumento-reservas-de-gas-en-un.html
 
Panorama económico de China
Por: XINHUA
http://www.argenpress.info/2012/01/panorama-economico-de-china_13.html
 
Panorama económico de Viet Nam
Por: VNA
http://www.argenpress.info/2012/01/panorama-economico-de-viet-nam_13.html
 
Chile: ¿El profesor hace la diferencia?
Por: Miguel Caro (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/chile-el-profesor-hace-la-diferencia.html
 
Paraguay logra histórico acuerdo con Brasil por Itaipú - hecho
relevante del 2011
Por: Cristiano Morsolin (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/paraguay-logra-historico-acuerdo-con.html
 
Uruguay: La "mano justa" del orden
Por: Ernesto Herrera (CORRESPONDENCIA DE PRENSA)
http://www.argenpress.info/2012/01/uruguay-la-mano-justa-del-orden.html
 
Cuba. Reflexiones del compañero Fidel Castro: La paz mundial pende de
un hilo
http://www.argenpress.info/2012/01/cuba-reflexiones-del-companero-fidel_13.html
 
Una gran epopeya cubana (II)
Por: Ángel Guerra Cabrera (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/una-gran-epopeya-cubana-ii.html
 
Un viaje hacia las utopías revolucionarias (XVII): La indemnización
Por: Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/un-viaje-hacia-las-utopias_13.html
 
Haití, a dos años del terremoto: Del duelo a la inconformidad
Por: Wooldy Edson Louidor (SJR LAC, especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/haiti-dos-anos-del-terremoto-del-duelo.html
 
México: Estadísticas de la PGR
Por: Eduardo Ibarra Aguirre (FORUMENLINEA)
http://www.argenpress.info/2012/01/mexico-estadisticas-de-la-pgr.html
 
México: Plataforma mínima para legisladores de izquierda
Por: Gerardo Fernández Casanova (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/mexico-plataforma-minima-para.html
 
Denuncian que el gobierno mexicano pretende privatizar la educación
universitaria
Por: Laura Poy Solano (LA JORNADA)
http://www.argenpress.info/2012/01/denuncian-que-el-gobierno-mexicano.html
 
Requiescat in pace
Por: Octavio Quintero (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/requiescat-in-pace.html
 
Nombres ingenuos para artefactos diabólicos
Por: Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/nombres-ingenuos-para-artefactos.html
 
Estado Español: Dialogando de “libertad” pero con el mazo dando
Por: J. M. Álvarez
http://www.argenpress.info/2012/01/estado-espanol-dialogando-de-libertad.html
 
¿Habrá en España diez políticos justos?
Por: Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/habra-en-espana-diez-politicos-justos.html
 
Una guerra psicológica en torno a Irán
Por: Fiodor Lukiánov (RIA NOVOSTI, especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/una-guerra-psicologica-en-torno-iran.html
 
Rusia: Marcha de “indignados” por 200 rublos
Por: Vicky Peláez (RIA NOVOSTI, especial para ARGENPRESS.info)
http://www.argenpress.info/2012/01/rusia-marcha-de-indignados-por-200.html
 
China lanza satélite meteorológico Fengyun-II 07
Por: XINHUA
http://www.argenpress.info/2012/01/china-lanza-satelite-meteorologico.html
 
Libro virtual: "Crepúsculo de los Dioses en la Revolución China -
Libro Primero: En la Oscuridad nace la Luz"
Por: ARGENPRESS
http://www.argenpress.info/p/argenpress-libros-crepusculo-de-los.html
 
Libro virtual: "Al-Kaeda y el volcán del Oriente Medio - Geopolítica y
Geoestrategia en la cuna de la civilización occidental"
Por: ARGENPRESS
http://www.argenpress.info/p/argenpress-libros-al-kaeda-y-el-volcan.html
 
Libro virtual: "El narcotráfico: Un arma del imperio"
Por: ARGENPRESS
http://www.argenpress.info/2010/09/libros-virtuales.html
 
http://www.argenpress.info
info@argenpress.info

¿Cual paz en Colombia?


¿Cual paz en Colombia?

Sergio Camargo (especial para ARGENPRESS.info)
 

Para la lumpen oligarquía nacional, la historia del país ya esta escrita y existe a partir de lo contado por sus historiadores y escribanos y que ha sido ajustada, desde luego, al querer y al deseo de los dueños del poder, que fueron los abuelos de los hijos de quienes hoy ostentan el poder en nuestro maltrecho país y estos hijos son de quienes manejaron el régimen hace tan solo cincuenta años y quienes fueron hijos de los abuelos en mención. Y no estoy sosteniendo que esta Colombia ultrajada y vilipendiada sea una monarquía sanguinaria al estilo Arabia Saudita, Kuwait o Qatar, pero que se le parece se le parece, solo que en nuestra Constitución no aparece el nombre de rey.

Entonces, para la oligarquía colombiana mas cerca de la mafia que de una practica democrática, la masacre de las bananeras, el asesinato de políticos patriotas como Rafael Uribe Uribe, la persecución de lideres políticos de izquierda e indígenas como María Cano y Quintín Lame y el asesinato de sindicalistas como Manuel Marulanda y lideres campesinos y revolucionarios como Guadalupe Salcedo, por solo dar unos ejemplos de las centenas de miles de sacrificados en este ultimo siglo, jamás existieron o en el mejor de los casos: hay que olvidar.
 
Y esto lo traigo a cuento, pues hoy en día en nuestro país, existe para los grupúsculos en el poder una sola forma de paz, la impuesta por ellos. Desconociendo nuestra historia e ignorando el presente.
 
Para la extrema derecha que gobierna con mano de hierro hace casi un siglo y que tan solo hace cuarenta años devino mafiosa, la única paz posible es la Paz de los Cementerios, conocida también como la Pax Romana, que consiste en que todos los disidente y/o opositores armados contra el régimen dejen de joder, desaparezcan para siempre y punto. La injusticia en el país con toda y sus nefastas consecuencias no existe.
 
Por su parte la social-democracia (que se hace llamar izquierda) y que vendría a ser como una especie de socialistas de derecha a la europea, pretenden que la paz sea una mera entrega de armas de la parte de los revolucionarios y que todo siga igual o peor que antes.
 
Entre tanto, la democracia-cristiana (que no existe como partido, pero que tiene una fuerte presencia en el espectro político nacional) proclaman que la insurgencia entregue las armas y desaparezca y que dios socorra a la inmensa mayoría de los pobres del país.
 
Estos grupúsculos, que no representan sino un tres por ciento de la población, piden y piden y piden a la insurgencia que de y que de y que de, pero ellos a cambio no dan nada, ellos a cambio no cambian nada, no quieren una Paz Real.
 
Siguiendo con el hilo de la historia y el querer de la lumpen oligarquía, las masacres de colombianos y colombianas a manos de sus escuadrones de la muerte, el genocidio de un partido de izquierda como la Unión Patriótica, el asesinato continuado de lideres populares de oposición al régimen a manos de las fuerzas armadas y que se cuentan por miles, el robo de tierras a campesinos desprotegidos y en su mayoría asesinados por los paramilitares y fuerzas armadas, es un detalle en la historia del país y sin ninguna importancia, pues para esta oligarquía, todo lo demostrado en este recuento no pareciera ser real y no seria suficiente para que se haya decretado la lucha armada y además que no fuera una razón valida para la existencia del movimiento guerrillero.
 
Diciéndolo en pocas palabras: para la apestosa oligarquía El Derecho a la Rebelión Armada consagrado en los manuales internacionales es mero terrorismo.
 
Contrariamente al deseo de la minoría en el poder, el pueblo colombiano, millones y millones de ciudadanos responsables desean y luchan por una Paz con Justicia Social. Pues las causas del levantamiento armado son hoy más visibles y perjudiciales que hace cincuenta años, cuando se crearon los socialistas movimientos político-militares en armas en respuesta a la agresión continua del Estado y a su política de guerra y muerte. La pauperización social, económica y cultural de las mayorías es horrorosa, mientras que las trasnacionales se enriquecen y desocupan nuestra tierra de su más rica y preciosa materia prima y la banca internacional se enriquece ilimitadamente.
 
Las mayorías no piden a las FARC la devolución de imaginarios secuestrados, pues son en realidad prisioneros de guerra, no piden a la insurgencia que deje las armas, pues saben que estas son garantía para llevar a cabo acuerdos reales con el régimen, máxime, cuando han comprobado su esencia de traicionero y mentiroso. Las mayorías piden simplemente JUSTICIA en lo social, en lo político y en lo económico para que cese la guerra.
 
La Paz Real en nuestro país tampoco será efectiva, mientras las fuerzas yanquis continúen atizando la guerra, aprovechando nuestras riquezas y ocupando el país militarmente (pretextando su lucha contra las drogas) vitrina que utilizan para mejor controlar la parte sur del continente y de esta manera poder intervenir militarmente en cualquiera de los países hermanos de nuestro continente.
 
El régimen estadounidense, que se hace llamar democrático y que se cree superior a los demás mortales, ese régimen que ha asesinado a centenares de miles de niños, mujeres y hombres y ancianos inocentes en todos los rincones del mundo y que se ha apoderado impunemente de las riquezas de muchos pueblos invadidos, se apoderaron de nuestro país con la anuencia cobarde y traidora de la clase oligárquica en cuestión, hace ya mas de setenta años. Es por esto mismo, que una solución a nuestros graves problemas, pasa también por la salida irreversible y pronta de los miles de militares y agentes encubiertos estadounidenses que se pavonean en nuestro país. Los nacionales traidores al servicio de esta potencia extranjera, deberán ser juzgados y condenados por alta traición a los intereses del pueblo y la patria.
 
Con el regime actual, no debemos hacernos ilusiones de conseguir la Paz con Justicia Social, pues para la lumpen oligarquía con Santos a la cabeza, amigo, socio y protector de narcoparamilitares, se rehúsa cualquier DIALOGO directo y sincero con los revolucionarios en armas. Siendo la prueba mas clara y contundente la del 3 de diciembre del año anterior en Caracas, cuando en plena reunión de jefes de Estado que dio luz a la CELAC, Santos, en forma fría y con el cinismo que le es propio, declaro que lo mejor que pueden hacer los hermanos países de la región, es no hacer nada, refiriéndose al establecimiento de futuros diálogos de paz en Colombia a solicitud del movimiento guerrillero.
 
Para el régimen genocida colombiano, cuando se trata de recibir ayuda o consejos de nuestros vecinos para llegar a una paz duradera, esto no es valido por cuanto somos soberanos, pero cuando se trata de profundizar la guerra bienvenida la ayuda militar estadounidense, española inglesa, francesa e israelí, acompañada de militares y mercenarios. Luego salen por el mundo a contar que las guerrillas no quieren la paz.
 
Somos mayoría y deseamos una Paz Real, pero mientras logramos este objetivo, juntos exijamos al régimen:
 
Que cese su ataque continuo y mortífero contra la población civil
Que los militares y policías autores de matanzas y asesinatos sean juzgados sin dilaciones
Que una verdadera lucha contra el narcotráfico se dé y se condene a sus principales gestores, quienes se encuentran (o estaban) también en los altos cargos del Estado
Que se dicten leyes laborales justas y el control real de nuestros recursos naturales
Que la transparencia en los contratos con todas las trasnacionales sea de público conocimiento y un debido respeto por las leyes del país de parte de estas empresas
Que una Reforma Agraria se lleve a cabo inmediatamente y la respectiva indemnización a los campesinos por sus tierras robadas, incluyendo una guerra frontal contra la pobreza
Que cese su apoyo directo a los escuadrones de la muerte y su disolución inmediata
Que una educación y una atención sanitaria de calidad y gratuita sea decretada ya
Que los presos políticos sean puestos en libertad inmediatamente e indemnizados por el atropello sufrido al igual que a sus familias
Que los prisioneros de guerra sean respetados en su dignidad y tratados humanamente
Que los responsables de los atropellos y muertes cometidos en todas las cárceles del país, sean puestos a disposición de la Justicia
Que cese la Justicia vengativa y se renueve con la Justicia republicana
Que el Estado termine definitivamente la violencia y la práctica terrorista contra el pueblo
Que los políticos corruptos y amigos o socios de las narcoparas sean llevados a juicio sin dilaciones y los que se encuentran presos tratados sin las gabelas y privilegios exuberantes con que cuentan hoy
Que cese el nepotismo y la herencia política de padres a hijos
Que la compra de votos y la corrupción electoral sea fuertemente castigada y sus autores impedidos de participar en político de por vida
Que la reelección de todo cargo publico por medio del voto popular sea prohibido
Que la elección de Magistrados, Contralor, Procurador y gerente del Banco de la Republica sea mediante el voto popular
Que todos los electos por voto popular den a conocer su patrimonio y haberes al inicio y al término de sus mandatos
Que el presupuesto para las fuerzas armadas sea de una cuarte parte con respecto al de la salud y educación
Que el trabajo para menores de dieciocho años sea declarado ilícito
Que sea creado el ministerio de la niñez y la juventud
Que todo lo demás que sirva para crear y avanzar hacia una democracia real, sea bienvenido
… 

Sergio Camargo, es autor entre otros libros: Democracia Real Universal y El Narcotraficante N° 82 Álvaro Uribe Vélez. Ha sido director de la revista Universo Latino y autor de numerosos artículos sobre la realidad latinoamericana y mundial.

Los “desaparecidos” del imperio


 ARGENPRESS.info – Resumen de noticias del 13/01/2012‏

Los “desaparecidos” del imperio

Atilio Boron
 

Un artículo reciente firmado por John Tirman, director del Centro de Estudios Internacionales del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y publicado en el Washington Post, plantea con crudeza una reflexión sobre un aspecto poco estudiado de las políticas de agresión del imperialismo: la indiferencia de la Casa Blanca y de la opinión pública en relación a las víctimas de las guerras que Estados Unidos libra en el exterior. (1)

Como académico “bienpensante” se abstiene de utilizar la categoría “imperialismo” como clave interpretativa de la política exterior de su país; su análisis, en cambio, revela a los gritos la necesidad de apelar a ese concepto y a la teoría que le otorga sentido. Tirman expresa en su nota la preocupación que le suscita, en cuanto ciudadano que cree en la democracia y los derechos humanos, la incoherencia en que incurrió Barack Obama –no olvidemos, un Premio Nóbel de la Paz- cuando en su discurso pronunciado en Fort Bragg (14 de Diciembre de 2011) para rendir homenaje a los integrantes de las fuerzas armadas que perdieron la vida en la guerra de Irak (unos 4.500, aproximadamente) no dijo ni una sola palabra de las víctimas civiles y militares iraquíes que murieron a causa de la agresión norteamericana.
 
Agresión, conviene recordarlo, que no tuvo nada que ver con la existencia de “armas de destrucción masiva” en Irak o con la inverosímil complicidad del antiguo aliado de Washington, Saddam Hussein, con las fechorías que supuestamente cometía otro de sus aliados, Osama Bin Laden.
 
El objetivo excluyente de esa guerra, como la que amenaza iniciar en contra de Irán, fue apoderarse del petróleo iraquí y establecer un control territorial directo sobre esa estratégica zona para el momento en que el aprovisionamiento del crudo deba hacerse confiando en la eficacia disuasiva de las armas en lugar de las normas de aquello que algunos espíritus ingenuos en la Europa del siglo XVIII dieron en llamar “el dulce comercio.”
 
En su nota Tirman acierta al recordar que las principales guerras que Estados Unidos libró desde el fin de la Segunda Guerra Mundial –Corea, Vietnam, Camboya, Laos, Irak y Afganistán- produjeron, según sus propias palabras, una “colosal carnicería”. Una estimación que este autor califica como muy conservadora arroja un saldo luctuoso de por lo menos seis millones de muertes ocasionadas por la cruzada lanzada por Washington para llevar la libertad y la democracia a esos infortunados países. Si se contaran operaciones militares de menor escala -como las invasiones a Grenada y Panamá, o la intervención apenas disimulada de la Casa Blanca en las guerras civiles de Nicaragua, El Salvador y Guatemala, para no hablar de similares tropelías en otras latitudes del planeta- la cifra se elevaría considerablemente.(2)
 
No obstante, y pese a las dimensiones de esta tragedia, a las cuales habría que agregar los millones de desplazados por los combates y la devastación sufrida por los países agredidos, ni el gobierno ni la sociedad norteamericana han evidenciado la menor curiosidad, preocupación, ¡ni digamos compasión!, para enterarse de lo ocurrido y hacer algo al respecto. Esos millones de víctimas fueron simplemente borrados del registro oficial del gobierno y, peor aún, de la memoria del pueblo norteamericano mantenido impúdicamente en la ignorancia o sometido a la interesada tergiversación de la noticia. Cómo lúgubremente reiteraba el criminal dictador argentino Jorge R. Videla ante la angustiada pregunta de los familiares de la represión, también para Barack Obama esas víctimas de las guerras estadounidenses “no existen”, “desaparecieron”, “no están”.
 
Si el holocausto perpetrado por Adolf Hitler al exterminar a seis millones de judíos hizo que su régimen fuese caracterizado como una aberrante monstruosidad o como una estremecedora encarnación del mal, entonces ¿qué categoría teórica habría que usar para caracterizar a los sucesivos gobiernos de Estados Unidos que sembraron muertes en una escala por lo menos igual, si no mayor?
 
Lamentablemente nuestro autor no se formula esa pregunta porque cualquier respuesta habría puesto en cuestión el crucial artículo de fe del credo norteamericano que asegura que Estados Unidos es una democracia. Más aún: que es la encarnación más perfecta de “la democracia” en este mundo. Observa con consternación, en cambio, el desinterés público por el costo humano de las guerras estadounidenses; indiferencia reforzada por el premeditado ocultamiento que se hace de aquellos muertos en la voluminosa producción de películas, novelas y documentales que tienen por tema central la guerra; por el silencio de la prensa acerca de estas masacres –recordar que, luego de Vietnam, la censura en los frentes de batalla es total y que no se pueden mostrar víctimas civiles y tampoco soldados norteamericanos heridos o muertos; y porque las innumerables encuestas que a diario se realizan en Estados Unidos jamás indagan cuál es el grado de conocimiento o la opinión de los entrevistados acerca de las víctimas que ocasionan en el exterior las aventuras militares del imperio.
 
Este pesado manto de silencio se explica, según Tirman, por la persistencia de lo que el historiador Richard Slotkin denominara el “mito de la frontera”, una de las constelaciones de sentido más arraigada de la cultura norteamericana según la cual una violencia noble y desinteresada -o interesada solo en producir el bien- puede ser ejercida sin culpa o cargos de conciencia sobre quienes se interpongan al “destino manifiesto” que Dios ha reservado para los norteamericanos y que, con piadosa gratitud, los billetes de dólar recuerdan en cada una de sus denominaciones. Solo “razas inferiores” o “pueblos bárbaros”, que viven al margen de la ley, podrían resistirse a aceptar los avances de la “civilización”.
 
El violento despojo sufrido por los pueblos originarios de las Américas, tanto en el Norte como en el Sur, fue justificado por ese racista mito de la frontera y edulcorado con infames mentiras. En el extremo sur del continente, en la Argentina, la mentira fue denominar como “conquista del desierto” la ocupación territorial a sangre y fuego del habitat, que no era precisamente un desierto, de los pueblos originarios.
 
En Chile la mentira fue bautizar como “la pacificación de la Araucanía” al nada pacífico y sangriento sometimiento del pueblo mapuche. En el norte, el objeto del pillaje y la conquista no fueron las poblaciones indígenas sino una fantasmagórica categoría, apenas un punto cardinal: el Oeste. En todos los casos, como lo anotara el historiador Osvaldo Bayer, la “barbarie” de los derrotados, que exigía la perentoria misión civilizatoria, era demostrada por su … ¡desconocimiento de la propiedad privada!
 
En suma: esta constelación de creencias -racista y clasista hasta la médula- presidió el fenomenal despojo de que fueron objeto los pueblos originarios y liberó a los píos cristianos que perpetraron la masacre de cualquier sentimiento de culpa. En realidad, las víctimas eran humanas sólo en apariencia. Esa ideología reaparece en nuestros días, claro que de forma transfigurada, para justificar el aniquilamiento de los salvajes contemporáneos. Sigue “oprimiendo el cerebro de los vivos”, para utilizar una formulación clásica, y fomentando la indiferencia popular ante los crímenes cometidos por el imperialismo en tierras lejanas. Con la invalorable contribución de la industria cultural del capitalismo hoy la condición humana le es negada a palestinos, iraquíes, afganos, árabes, afrodescendientes y, en general, a los pueblos que constituyen el ochenta por ciento de la población mundial. Tirman recuerda, como ya lo había hecho antes Noam Chomsky, el sugestivo nombre asignado a la operación destinada a asesinar a Osama Bin Laden: “Gerónimo”, el jefe de los apaches que se opuso al pillaje practicado por los blancos. El lingüista norteamericano también decía que algunos de los instrumentos de muerte más letales de las fuerzas armadas de su país también tienen nombres que aluden a los pueblos originarios: el helicóptero Apache, el misil Tomahawk, y así sucesivamente.
 
Tirman concluye su análisis diciendo que esta indiferencia ante los “daños colaterales” y los millones de víctimas de las aventuras militares del imperio socava la credibilidad de Washington cuando pretende erigirse en el campeón de los derechos humanos. Agregaríamos: socava “irreparablemente” esa credibilidad, como quedó elocuentemente demostrado en 2006 cuando la Asamblea General de la ONU creó el Consejo de Derechos Humanos, en reemplazo de la Comisión de Derechos Humanos, con el voto casi unánime de los estados miembros y el solitario rechazo de Estados Unidos, Israel, Palau y las Islas Marshall.(3) Lo mismo ocurre cuando año tras año la Asamblea General condena por una mayoría aplastante el criminal bloqueo a Cuba impuesto por Estados Unidos.
 
Pero no es sólo la credibilidad de Washington lo que está en juego. Más grave aún es el hecho de que la apatía y el sopor moral que invisibilizan la cuestión de las víctimas garantiza la impunidad de quienes perpetran crímenes de lesa humanidad en contra de poblaciones civiles indefensas (como en los casos de My Lai en Vietnam o Haditha en Irak, para no mencionar sino los más conocidos). Pero esto viene de lejos: recuérdese la patética indiferencia de la población norteamericana ante las noticias del bombardeo atómico en Hiroshima y Nagasaki, y los cables que enviaba el corresponsal del New York Times destacado en Japón diciendo que ¡no había indicios de radioactividad en la zona bombardeada! Impunidad que alentará futuras atrocidades, motorizadas por la inagotable voracidad de ganancias que exige el complejo militar-industrial, para el cual la guerra es una condición necesaria, imprescindible, de sus beneficios. Sin guerras, sin escalada armamentista el negocio arrojaría pérdidas, y eso es inadmisible. Y son las ganancias de esos tenebrosos negocios, no olvidemos, las que financian las carreras de los políticos norteamericanos (y Obama no es excepción a esta regla) y las que sostienen a los oligopolios mediáticos con los cuales se desinforma y adormece a la población.
 
No por casualidad Estados Unidos ha guerreado incesantemente en los últimos sesenta años. Los preparativos para nuevas guerras están a la vista y son inocultables: comienzan con la satanización de líderes desafectos, presentados ante la opinión pública como figuras despóticas, casi monstruosas ; sigue con intensas campañas publicitarias de estigmatización de gobiernos desafectos y pueblos díscolos; luego vienen las condenas por presuntas violaciones a los derechos humanos o por la complicidad de aquellos líderes y gobiernos con el terrorismo internacional o el narcotráfico, hasta que finalmente la CIA o algún escuadrón especial de las fuerzas armadas se encarga de fabricar un incidente que permita justificar ante la opinión pública mundial la intervención de los Estados Unidos y sus compinches para poner fin a tanto mal.
 
En tiempos recientes eso se hizo en Irak y luego en Libia. En la actualidad hay dos países que atraen la maliciosa atención del imperio: Irán y Venezuela, por pura casualidad dueños de inmensas reservas de petróleo. Esto no significa que la funesta historia de Irak y Libia vaya necesariamente a repetirse, entre otras cosas porque, como lo observara Noam Chomsky, Estados Unidos sólo ataca a países débiles, casi indefensos, y aislados internacionalmente. Washington ha hecho lo imposible para establecer un “cordón sanitario” que aísle a Teherán y Caracas, pero hasta ahora sin éxito. Y no son países destruidos por largos años de bloqueo, como Irak, o que se desarmaron voluntariamente, como Libia, seducida por las hipócritas demostraciones de afecto de una nueva camada de imperialistas. Afortunadamente, ni Irán ni Venezuela se encuentran en esa situación. De todos modos habrá que estar alertas.
 
Notas:
(1) “Why do we ignore the civilians killed in American wars?” (The Washington Post, 5 Diciembre 2011)
(2) Expertos internacionales aseguran que el número de víctimas ocasionadas por Estados Unidos en Vietnam ronda las cuatro millones de personas. La estimación total de seis millones subestima grandemente la masacre desencadenada por el imperialismo norteamericano en sus diferentes guerras.
(3) Añadamos un dato bien significativo: cuando la Asamblea General tuvo que decidir la composición del Consejo, el 9 de Mayo del 2006, Estados Unidos no logró los votos necesarios para ser uno de los 47 países que debía integrarlo. ¡Toda una definición sobre la nula credibilidad internacional de Estados Unidos como defensor de los derechos humanos! 

Foto: Irak – Niño iraquí herido por un ataque de las fuerzas de ocupación norteamericanas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: