Corte Constitucional admite demanda contra artículos de tierras del Plan Nacional de Desarrollo

Oficina de prensa del senador Robledo, Bogotá, febrero 7 de 2012

La demanda fue interpuesta por los congresistas Jorge Enrique Robledo y Wilson Arias. Arguyen que el PND les entrega las tierras del Estado, que eran para los campesinos, a los monopolios y las trasnacionales. Ciudadanos pueden intervenir. 

La Corte Constitucional admitió la demanda que los congresistas del Polo, Jorge Enrique Robledo y Wilson Arias, interpusieron en contra de los artículos sobre tierras incluidos en el Plan Nacional de Desarrollo. 

Los artículos 60, 61 y 62 del PND señalan que el gobierno les puede entregar sus tierras baldías a los monopolios y a las trasnacionales, agravando la inmensa concentración de la propiedad rural. Antes, en cambio, estos predios sólo podían adjudicarse a familias campesinas. 

Los congresistas del Polo consideran que las normas son inconstitucionales porque la Constitución dispone que el Estado tiene la obligación de garantizarles a las familias campesinas el acceso a la tierra. En este sentido, las tierras públicas deben adjudicarse a familias campesinas y no a grandes empresas. La demanda también señala que las normas del PND violan la seguridad alimentaria, pues permiten que los extranjeros se apropien de grandes cantidades de tierras para abastecer el mercado internacional. 

Con esta decisión de la Corte Constitucional, cualquier ciudadano podrá intervenir en el proceso. El senador Robledo invitó a los interesados a participar en este debate sobre la política de tierras del gobierno nacional. La demanda puede consultarse en esta página: http://bit.ly/scsMnW.

——————————————————————————————– 

El TLC con Corea destruye la industria y no le sirve al agro

Oficina de prensa del senador Robledo, Bogotá, febrero 7 de 2012

El senador Jorge Enrique Robledo le envió hoy una carta a Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, en que le reafirma que el TLC que tramita el gobierno de Colombia con el de Corea del Sur no solo va a destruir la industria automotriz, la de autopartes y otras no menos importantes, sino que le traerá al agro enormes perjuicios, pues en la medida en que aumenten el desempleo y la pobreza, ganaderos y agricultores se quedarán sin compradores para sus productos. 

El siguiente es el texto de la carta: 

En los medios de comunicación se ha dicho que la SAC es partidaria de un TLC entre Colombia y Corea, porque considera “aceptables” para el agro colombiano las condiciones ofrecidas por esa potencia industrial. Al respecto, unas reflexiones y una solicitud de información. 

Es sabido que ese TLC es como poner un carro-bomba en la puerta de toda la industria manufacturera que opera en Colombia –ensambladoras, autopartes, electrodomésticos, metalmecánica, textiles, plásticos, etc.– y que, por tanto, empeorará la pésima situación del empleo y la muy escasa capacidad de compra de los colombianos. 

El sector agropecuario no puede salir adelante en medio de la ruina de la industria y el desempleo y la pobreza, porque agricultores y ganaderos se quedan sin compradores para sus productos. Para que un país escape de la trampa del atraso y la miseria hay que proteger, al mismo tiempo, la industria y el agro. Así lo prueban Estados Unidos, Europa, Japón y Corea. 

De otra parte, ninguno de mis análisis muestra que Colombia podrá aumentar de manera considerable las exportaciones agropecuarias a Corea. Porque los coreanos protegen su agro de muchas maneras, incluidas fuertes barreras fitosanitarias, y hacen sus principales importaciones agropecuarias de potencias agrarias como Estados Unidos, China, Australia y Nueva Zelanda. 

Es tan poco serio lo que se dice en algunos medios a favor de suscribir el TLC con Corea, que se habla de exportarles cerdo y pollo. Si Colombia no puede competir con los pollos y los cerdos de Estados Unidos aquí en el país, ¿cómo competirá con ellos en Corea? 

Además, si Argentina ni siquiera intenta venderle carne de res a Corea por problemas con la aftosa iguales a los de Colombia, ¿cómo es que los colombianos sí podremos venderles a los coreanos? Al respecto, el exministro de Agricultura, Gustavo Castro Guerrero, dijo: “Pueden negociar un TLC con Corea por cualquier razón. Lo que no se puede afirmar es que se negocia porque Colombia va a exportar carne y lácteos a corto o mediano plazo”. 

Si la SAC posee cifras y análisis que contradigan estas reflexiones, que son las de un buen amigo del agro nacional, con toda cordialidad, Doctor Mejía, le solicito me permita conocerlos.

Anuncios