Archive for 11/02/12

Obsolescencias programadas (o.p.) ¿o artilugios especulativos?


ARGENPRESS.info – Suplemento Cultural # 177‏

jueves 9 de febrero de 2012

Obsolescencias programadas (o.p.) ¿o artilugios especulativos? 

Roberto Fermín Bertossi (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)
 
¿Cuantos `lujos´ de nuestros mayores son `necesidades´ nuestras, hoy?
 
¿Cuantas satisfacciones de estas últimas, rápida y frenéticamente `las vuelven´ anticuadas?
 
¿Qué se entiende ahora por “bienes durables”?
 
Ciertamente nada de esto último en ninguna de sus nobles miradas se llevarían bien con nuestros ancestros caballeros, porque ellos bien sabían distinguir entre auténticos anacronismos y obsoletos genuinos de puras, burdas, arteras y viles especulaciones de tantos pícaros escondidos detrás de cada desmoronamiento u orfandad axiológica, de cada culturicidio o de cada estallido ecológico.
 
En directa y franca relación con una obsolescencia no programada (o.p.), ¿cuáles serían entonces, cabalmente, los verdaderos alcances, sentidos y límites propios y consistentes vg., del vocablo: “amortización”?
 
Veamos, en principio, el término “amortización”: concierne a secuencias económicas y contables relacionadas con el proceso de distribución a lo largo del tiempo de la reducción natural del valor real de un bien duradero.
 
Ahora bien, respecto del mundo de la vida, de sus bienes, servicios y recursos ¿cuál es el contenido humano-inclusivo esencial e imprescindible de cada “innovación”, de cada prospectiva, y cuál su equivalencia correspondientes con los parámetros de la obsolescencia en cuanto tal?
 
Pero…¡qué paradoja!
 
Tantos padres de `obsolescencias programadas´ son los abuelos de muchas innovaciones superficiales-periféricas; las tías y los tíos inmaduros de la eterna juventud.
 
El mentís de una realidad que denuncia la incapacidad de elegir como la ausencia de una concreta y efectiva educación constitucional para el consumo, explica, predice y asegura un blindaje para la languidez propia de usuarios y consumidores compulsivos sin siquiera estar salpicados por ninguna autonomía, independencia y responsabilidad ante los oleajes uniformadores de gustos, hábitos y preferencias cuyo tiempo vital es más breve que la vida-mariposa.
 
Algunos escándalos:
 
¿Cuál era el proceso natural de elaboración, de calidad nutricional, de sabor y más de los alimentos y bebidas de nuestros mayores y, cuáles son los nuestros, actuales y marketineros, malformados por hormonas (dañinas pero insuperables agregadotas de peso y volumen), inseminaciones, vacunaciones, plaguicidas propios del reino del Feed Lot (sistemas intensísimos artificiales y rapidísimos para la producción y engorde cuasi súbito de carne bovina en corrales sobre tierra) con sus impactos salutíferos y ambientales nefastos en “el reino de ` liberticidas”?
 
Con similar ardid y sagacidad ladina, ciertos chips peculiares (chip o microchip, es una pastilla pequeña de material semiconductor… al varietal mejor (?)) vienen supliendo estilos naturales violando toda tradición vernácula viñatera para la elaboración de nuestros vinos mejores.
 
Los añosos odres de roble han quedado para itinerarios turísticos y museos del vino siendo reemplazados por imponentes silos de acero en los cuales hasta la mejor viruta de la mejor madera fue desplazada por la urgencia de ventas y exportaciones masivas.
 
Por su parte, la moda (o.p.) que cambia como de minuto a minuto, nos ilustra a quien quiere y a quien puede con sus rebajas y liquidaciones de hasta un 70% o más de rebajas abonables plásticamente a 90, 60 y 30 días; etcéteras.
 
Preconclusivamente, en tiempos de “éticas alternativas” esgrimimos una contramirada y contrafuegos a la de nuestra sociedad en la que todos corren no para superarse ni para estar, vivir y convivir mejor sino por competencia, por celos o envidias en una subespecie de inmadurez que alcanzan tantísimos humanos (pues ¡nacemos genios, morimos idiotas! (Einstein) subordinados sumisamente a los valores actuales que rigen la evolución humana.
 
Paradoja de paradojas sin obsolescencias es saber `como tratan, consideran y valoran a los ancianos en los países orientales´ tanto como interiorizarse respecto de ¡qué hacen éstos cuando ponen en duda su honor! en tanto nosotros multiplicamos nuestras posesiones y reducimos nuestros valores añadiendo años a la vida pero no vida a nuestros años.
 
Finalmente según Shakespeare cuando `sufrimos demasiado por lo poco que nos falta y gozamos poco por lo mucho que tenemos´, sin la prescindencia de Diógenes ni con espíritu de ermitaño o anacoreta, solo aludimos a ciertos iconos seductores de esta hipermodernidad con mercados y fronteras ampliadas que alcanzan para revelar las diferencias que descalifican y reprochan toda obsolescencia programada (o.p.) sólo especulativa, como así también tanto mito prometeico en toda esa cultura hedonista apabullante con el resultado esópico de demasiadas zorras y nada de uvas.
 

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Anuncios

ARGENPRESS.info – Suplemento Cultural # 177‏


A R G E N P R E S S . i n f o
Suplemento Cultural
 
Música: Canciones indígenas norteamericanas
Por: ARGENPRESS CULTURAL
http://cultural.argenpress.info/2012/02/musica-canciones-indigenas.html
 
Vamos y venimos
Por: Marcos Winocur (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/vamos-y-venimos.html
 
Antropología: Tribu Toulambi en Papúa Nueva Guinea cuando contacta con
un ser humano blanco por primera vez (Video)
Por: ARGENPRESS CULTURAL
http://cultural.argenpress.info/2012/02/antropologia-tribu-toulambi-en-papua.html
 
Actimel VS Mortadela con Aceitunas
Por: Francisco Angulo
http://cultural.argenpress.info/2012/02/actimel-vs-mortadela-con-aceitunas.html
 
Plástica: El museo del Vaticano
Por: El Ave Fénix (Desde Nueva York, Estados Unidos. Especial para
ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/plastica-el-museo-del-vaticano.html
 
Recicladores del derrumbe post anarquía
Por: Edgar Borges (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/recicladores-del-derrumbe-post-anarquia.html
 
Palabras sobre la nieve
Por: Pedro Antonio Curto (Desde España. Especial para ARGENPRESS
CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/palabras-sobre-la-nieve.html
 
Poema
Por: Guillermo Heano (Desde Medellín, Colombia. Especial para
ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/poema_09.html
 
Asignaturas pendientes en Argentina
Por: Rodolfo Bassarsky (Desde Arenys de Mar, Barcelona, España.
Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/asignaturas-pendientes-en-argentina.html
 
Obsolescencias programadas (o.p.) ¿o artilugios especulativos?
Por: Roberto Fermín Bertossi (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/obsolescencias-programadas-op-o.html
 
Madres adolescentes
Por: Ruth Ospina Salazar (Desde España. Especial para ARGENPRESS
CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/madres-adolescentes.html
 
Porfirio Barba Jacob. El hombre que parecía un caballo...
Por: María Mercedes Carranza (Desde Bogotá, Colombia. Especial para
ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/porfirio-barba-jacob-el-hombre-que.html
 
Desesperado
Por: Chara Lattuf (Desde Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/desesperado.html
 
El preguntón
Por: Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial
para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/el-pregunton.html
 
Espejismos cambiados
Por: Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos
Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
http://cultural.argenpress.info/2012/02/espejismos-cambiados.html
 
http://cultural.argenpress.info
cultural@argenpress.info

“Revolución agrícola de Santos”: ¿mucho ruido y pocas nueces?


Aurelio Suárez Montoya, Bogotá 7 de febrero de 2012

Nadie discute la justeza de reparar a las víctimas y restituirles sus patrimonios. Es obligación del Estado colombiano, derivada de tratados internacionales y además de la sentencia T-025 de 2004 de la Corte Constitucional. De no acatarse la atención integral a las víctimas, Colombia quedaría en el concierto mundial en estimación inferior a Ruanda o Sudáfrica. 

Dado lo anterior, declarar que iniciativas políticas de reparación son “revolucionarias” fuera de viveza politiquera es perseguir inmunidad a cualquier crítica surgida por las deficiencias que puedan tener. Las respuestas dadas al senador Jorge Robledo, a Daniel Samper y a María Teresa Ronderos, quienes demandan del Ministerio de Agricultura claridad sobre las cifras y verdaderos alcances de la restitución, además del tono pugnaz, se volvieron un enredo que Juan Camilo Restrepo, pudo destrabar, recientemente, al afirmar que una cosa es formalización, como se hizo en la hacienda Las Catas, y otra, distinta, es restitución. 

Es insatisfactoria la meta de 2.100 predios rehabilitados para 2012, que no serían más del 0,6% del total y que proyectaría hasta por más de 50 años el barrido de los 350 mil predios. Y eso que el cálculo inicial de 4 millones de hectáreas despojadas volviose, por arte de birlibirloque, en la mitad. El cálculo ministerial incluso puede ser optimista si se tiene en cuenta que a cada uno de los 134 despachos judiciales especiales, en un promedio aritmético simple, le corresponderían 2.611 casos, uno diario durante diez años de vigencia de la Ley. Estaríamos en un típico “saludo a la bandera”. Esto sin contemplar los casos con objeción de “tenedores de buena fe”, que irían a los magistrados de la circunscripción. Cálculos oficiales estiman en 60 mil los posibles litigios, lo que para cada una de las 60 magistraturas, implicaría atender 100 pleitos por año. El que los decretos reglamentarios dejaran en manos del Estado la prueba de posesión de las víctimas, desechando la inversión de la carga por parte del “ocupante secundario”, menoscabando los legítimos propietarios y violando los principios Pinheiro del manual de la ONU, podría terminar consolidando una “contra-reforma agraria”. 

Estudios de Ibáñez indican que el 50% de los desplazados no retornarían y con el paso del tiempo este porcentaje puede ser menor y peor todavía si los esperan a sangre y fuego. Con este panorama, la nueva distribución de la tierra, con un catastro saneado, podría ser aún más inicua. 

Así pasó con las parcelaciones entre 1926 y 1940, cuando se favoreció escasamente al 2% de los propietarios o en la colonización antioqueña cuando apenas el 17% fue para los colonos, lo que Alejandro López llamó, “la lucha entre el hacha y el papel sellado”.

Antropología: Tribu Toulambi en Papúa Nueva Guinea cuando contacta con un ser humano blanco por primera vez (Video)


La magia de la mafia para domeñar al nativo…

ARGENPRESS.info – Suplemento Cultural # 177‏

jueves 9 de febrero de 2012

Antropología: Tribu Toulambi en Papúa Nueva Guinea cuando contacta con un ser humano blanco por primera vez (Video) 

 

ARGENPRESS CULTURAL
 
En pleno siglo XX, en 1976 más exactamente, el equipo de Jean-Pierre Dutilleaux, explorador y etnógrafo, tuvo el privilegio de contactar, luego de muchos obstáculos, con el grupo étnico Toulambis, una tribu que jamás había visto a un ser humano blanco, ni se había relacionado con el mundo exterior.
 
Este grupo constituye uno de los aproximadamente cien grupos étnicos que viven aislados y sin contactos con el mundo globalizado, guiado por los patrones occidentales en muy buena medida.
 
Es interesante observar las reacciones del encuentro con otros seres humanos de diferente color de piel y cabellos: la sorpresa, el temor, la curiosidad, el asombro, la tensión grupal ante lo desconocido. Finalmente se impone el invencible deseo por relacionarse con otros seres humanos.
 

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico. 

A %d blogueros les gusta esto: